Espera a tener un poco de control para hacer tatuajes en zonas comprometidas. Al Tatuar en la cara el cuello o las manos, sin tener la necesaria experiencia seguramente vas a cagarla y lo sabes… y si no lo sabes es que eres bastante iluso, así que no seas cabroncete y estropea una parte de piel más escondida a tus primeras victimas.Lo más difícil  hacer tattoos en las manos, sobre todo los dedos, es por la delgadez de la piel y porque debajo de esa piel no hay ningún musculo para amortiguar el golpeteo de la aguja.

Una cara tatuada tiene una visibilidad extrema. Un tatuaje en el rostro, tiene que estar reservado a tatuadores con sobrada experiencia a parte de que  conseguir un buen apoyo en la cara es bastante difícil.

Tatuar el cuello, de la clavícula hacia arriba es un trabajo complicado por la tremenda elasticidad de la piel, hay que estirar mucho y la linea cuesta de entrar y por otro lado es muy fácil pasarse y llevar tinta a la hipodermis